XXVII PARADA: San Publicito, de retiro espiritual

Selfies, plegarias, oraciones, nuevos atuendos, regalos… Largo ha sido el camino de San Publicito hasta el día de hoy y grandes momentos han sido los que ha vivido nuestro santo patrón.

En la vida todo llega, todo pasa y todo cambia, sobre todo si de accidentes hablamos. San Publicito tuvo un grave percance, quedando herido de gravedad. Pero gracias a los chicos de 180º, el santo fue rescatado y llevado inmediatamente a la sala de curas, donde la capilla domiciliaria recibió y un esfuerzo descomunal para restaurar su figura y su capilla.

Ahora, después del mal rato, San Publicito ya está recuperado y cogiendo fuerzas para reanudar este largo camino. Así que rogamos, cuando inicie de nuevo el peregrinaje, que se le dé un buen trato a la capilla domiciliaria y mucho amor. No olvidemos que este santo es de todos y cada uno de nosotros tenemos el deber de darle el cariño que se merece.